Oxford

IMG 20200907 111558 854 IMG 20200907 111558 854

3 Best Rules and Routines for Infant class

“Welcome to English” Oxford News Routine is Magicalroutine

It’s Your First Day Teaching the Little Ones: Rules and Routine Before Books and Coloring!

 

It’s the first day of class and your students have arrived! They are excited, full of energy and sugar, (some of them may even be crying), and most of all, they want to see if they can break the rules! You may not know what to do so you quickly resort to a few coloring sheets to break the ice, or start with the books. Don’t do it! Rules and Routine before Books and Coloring!

 

Establish three Class time positions and Play a RACING GAME!

 

The first position is a “Circle Time” which is when you come together and either stand up together, or sit on the floor, or all stand in a circle. This is the position for kinesthetic activities. Singing, dancing, pantomime, Simon Says, Heads Shoulders Knees and Toes. These do not require any materials, just you and your students in an open space. Hide those materials! Hide those books! Hide the colors! Engage them with your hands, eyes, props and body!

 

The second position is “Class Time.” This is when students need to sit at their tables and the focus of the class changes. You’ll have prepared a lesson, an art project, or an activity from the book. This is when you use books, colors, scissors, and additional materials where they are finally hands-on. But never bust out your materials at the start of the first day! Just show them their desks.

 

The third position is “Home Time!” It’s time to go home and all the books need to be put away! Put your books away! Put your colors away! Put the scissors away! Put on your jackets. Put on your backpacks! It’s time to go home. The best position is having students lined up by the door in the same order.

 

Now, you have learned three positions. CIRCLE TIME. CLASS TIME. HOME TIME! Let’s play a game! On your first day set up three clear areas of your classroom and teach your kids the 3 classroom positions.

 

Now it’s time to watch them run around! Shout “HOME TIME” and run to the door and stand up as if you’re in a line with your jacket on. Be dramatic and have them mimic and copy you. Make it a race. Then shout “CIRCLE TIME” and run run run to an area of the class or position where they can all come to you and hold hands and make a circle. Then shout “HOME TIME” and run back to the line-up position. “CIRCLE TIME” and run back to your circle. “CLASS TIME” and run to the desks and sit down in a ready position. Keep it up they will love it and you have essentially learned how to signal to your students which area of the classroom you want them to be in. Having your students race around these positions clearly establish your 3 classroom positions. You can play this game for at least 10 or 15 minutes to really enforce these words and what the expectations of your classroom environment is.

 

Ok I’m done playing this game. The children are wildly racing and running to these three positions as if there was a bag of candy somewhere hidden in the room. End the game with circle time and get to know your children. Introduce the characters of the books with the stuffed animals. Introduce yourself. Play a name game. Show them some pictures or flashcards. Bust out a magic box with secret magical props inside that only you have access to. Learn your students names and reward them with stickers, one at a time. The first day of class, after all the joyful chaos, you won’t have time to really dive into the curriculum so give yourself a break and just let your students get to know you, the classroom, and your boundaries and rules.

 

Don’t use your books on the first day of class! Rules and Routine Before Books and Coloring! They don’t know how to use them yet and they will likely tear out all the pages and start coloring on page 25! In fact, you haven’t even taught them how to use the colors yet so suddenly crayons will be broken and thrown all over the classroom. You haven’t taught them how to use the materials yet, so create boundaries. You are in control of all the classroom supplies and until you’re ready to teach a lesson about “How to Use Classroom Materials” they shouldn’t be given this privilege until you teach them how to respect their classroom environment.

 

Even with a low level of English or no English at all, young children can understand signs! So clear vocal signals like Circle Time, Home Time, and Class Time even with a picture of a house, a picture of a circle, and a picture of a desk can be used for your racing game.

 

Introducing Books and Colors: How to Establish Fun Routines, Chants and Songs with Classroom Materials and Keep Your Classroom Materials Safe from Destruction!

 

Children in new environments don’t understand what they can and cannot do on the first day. They are magical sponges ready for your guidance. Your first instinct is to put a box of brand new crayons in a basket at the center of the table and assume they aren’t going to eat them or destroy them. Or more, you give them a book and they start ripping out the pages or start coloring on page 15. This is the moment you find out you were wrong. Woops. In fact, at that moment, one student has just written their names on the wall while you weren’t looking, while the other decided to take the entire box and run around with it throwing crayons, and the third has torn out all the stickers for the entire year from the back of the book and stuck them on their face. Woops again. While this is all very innocent and entertaining and your students are having an amazing time, you suddenly realize “I didn’t think this through.”  

 

Don’t give students books, art supplies, crayons, stickers, scissors or paper before you’ve shown them how to use them.

 

Why don’t you turn handing out books and crayons into an English Lesson?! In fact, this can be introduced as a routine that can be carried out throughout the entire year giving students not only boundaries, but fun responsibilities, songs and chants that are associated with each task.

 

Tip 1) The Crayons and Colors Lesson

 

Your students are finally sitting at the table and you’re about to let them color! They’re excited because you’ve just shown them what they are about to color. They are eager to start but have no supplies! You have them.

 

Show them the colors. Then demonstrate how you want them to use the colors. Talk to yourself, why not? Sing “Can I have a blue please?” and take a blue crayon. Use it. Then put it back. Then sing again “Can I have a green please?” and take a green crayon, use it, and put it back in the box. This is showing children that they can only use colors one at a time. For younger learners you can say “Pink please?” or “Blue please” but it actually doesn’t matter if they can’t say the full sentence because they will still hum or try to say a full sentence if you introduce this routine with SONG.

 

After they have watched you take and put away colors one at a time with your song or chant, practice doing the same thing with individual students. They learn that they need to ask for individual colors or simply take colors one at a time, using them, and then putting them back before they can take the next color.

 

You can also implement this by having all the students share with each other and ask them for different colors. “Pink please” and “Thank you.” This entire activity doesn’t require any actual coloring, it’s just a teaching lesson that involves passing colors around amongst each other one at a time and putting them back into the coloring box. Essentially: The colors are precious, one at a time, don’t break them, and share. All these things can be taught and fun with song even before you start coloring!

 

Tip 2) Expanding on One at a Time and Sharing!

 

While you are passing around colors one at a time singing “Can I have the blue, please?” “Can I have the scissors please?” you can extend this to having the other students pass and share colors and objects. Again, before they have paper to draw on or cut, they can spend a lesson passing and sharing colors one at a time while they learn your classroom rules.

 

Bonus Colors and Books Tip: You’re learning colors and numbers so you can also count crayons and practice both numbers and Yes/No questions! “How many crayons are there?” “How many scissors are there?” or “Is it red?” No! “Is it blue?” No! “Is it green?” Yes!!! The process is interactive and engaging.

 

Tip 3) Handing out Books Routine!

 

Finally and most importantly, the books your students use will be for the entire course. The first day is a ceremony! Christmas in October! They can’t wait to open them and see the pictures inside. Don’t “use” the book on your first day and write or draw in it, but use the book as an entire lesson! Show them the books before you give it to them. Count your books. Hide the books. Put them on your head or under the table one by one. These are magical books they want to get their hands on, and before they do, you are in control. Show them where they go, show them that they are their personal books with their names written on them. Hand them out one by one with “Can I have a book, please?” and “Thank you.”

 

Finally, they have their books, they’ve looked at their books, and one by one, ask for their books back. “Nerea, can I have your book, please?” And one by one the students will give you their precious books and you put them into a beautiful pile on the table while you clean up and put the books away. And they will know where the books are and be excited about using them in the next class. And let’s not kid ourselves, they saw the stickers that came with them, so they will eye those books until you’re ready to use them in class.


Es el primer día de clase de los más pequeños: ¡Rutina y normas antes de usar los libros y colorear!

Es el primer día de clase y tus alumnos han llegado. Están emocionados, llenos de energía y azúcar, (algunos incluso pueden estar llorando); y sobre todo, ¡quieren ver si pueden romper las reglas! Puede que no sepas qué hacer y rápidamente recurres a unas cuantas láminas para colorear, para romper el hielo, o empiezas con los libros. ¡No lo hagas! ¡Rutina y normas antes de usar los libros y colorear!

¡Divide la clase en tres partes o etapas y realiza una COMPETICIÓN!

La primera etapa es el «Tiempo del Círculo», donde se juntan los niños y se ponen de pie o se sientan en el suelo, o cuando se ponen todos de pie en un círculo. Esta es la posición para las actividades kinestésicas: Cantar, bailar, hacer pantomimas, Simón dice, Cara, Hombros, Rodillas y Dedos. Estas actividades no requieren ningún material adicional, sólo que tú y tus alumnos estéis en un espacio abierto. ¡Esconde esos materiales! Esconde los libros. Esconde los colores. Haz que participen con sus manos, sus ojos y su cuerpo.

La segunda etapa es el «Tiempo de clase». Es el momento en que tus alumnos deben sentarse en sus mesas y el enfoque de la clase cambia completamente. Habrás preparado una lección, un proyecto artístico o una actividad del libro. Es entonces cuando utilizas los libros, los colores, las tijeras y los materiales adicionales que, por fin, serán útiles. Pero nunca los saques al principio del primer día. Sólo enséñales sus pupitres.

La tercera etapa es la «¡Hora de irse a casa!». Es hora de irse y hay que guardar todos el material ¡Guardad los libros! ¡Guardad las pinturas! ¡Guardad las tijeras! Poneos las chaquetas. ¡Poneos las mochilas! Es hora de ir a casa. La mejor forma es tener a los alumnos alineados, junto a la puerta, en el mismo orden.

Ahora han aprendido tres etapas. TIEMPO DE CÍRCULO, TIEMPO DE CLASE y ¡TIEMPO DE CASA! ¡Vamos a jugar a un juego! El primer día, establece tres áreas claras en el aula y enseña a los alumnos los 3 momentos de la clase.

¡Ahora es el momento de verles correr de un lado a otro! Grita «¡HORA DE IRSE A CASA!» y corre hacia la puerta y ponte de pie como si estuvieras en una fila con la chaqueta puesta. Sé dramático y haz que te imiten y copien. Haz que sea una competición. Luego grita «¡HORA DEL CÍRCULO!» y corre hasta una zona de la clase o posición en la que todos puedan acercarse a ti, tomarte de las manos y hacer un círculo. Entonces grita «¡TIEMPO DE CÍRCULO!»; y corre de nuevo a la posición de alineación. «TIEMPO DE CÍRCULO» y corre de vuelta a su círculo. «TIEMPO DE CLASE», que corran a sus pupitres, se sienten y se queden preparados. Sigue así, les encantará y tú habrá aprendido a señalar a tus alumnos en qué zona del aula quieres que estén. Si tus alumnos corren hacia estas posiciones, establecerás claramente las 3 partes de la clase. Puedes jugar a este juego durante al menos 10 o 15 minutos para reforzar realmente estas palabras y cuáles son las expectativas del entorno en tu aula.

Bien, ya has terminado de jugar a este juego. Los niños corren como locos hacia estas tres posiciones como si hubiera una bolsa de caramelos escondida en algún lugar del aula. Termina el juego con la hora del círculo y conoce a tus alumnos. Presenta a los personajes de los libros con los peluches. Preséntate a ti mismo. Juega a los nombres. Enséñales algunas imágenes o tarjetas. Saque una caja mágica con accesorios mágicos secretos de su interior a los que sólo tú tienes acceso. Apréndete los nombres de los alumnos y recompénsales con pegatinas, de uno en uno. El primer día de clase, después de todo el alegre caos, no tendrás tiempo de meterte de lleno en el plan de estudios, así que date un respiro y deja que tus alumnos te conozcan a ti, al aula, tus límites y las normas.

¡No utilices libros el primer día de clase! ¡Rutina y normas antes que libros y colorear! Todavía no saben cómo usarlos y es probable que arranquen páginas y empiecen a pintar en la página 25. De hecho, aún no les has enseñado a usar los colores, así que probablemente, los lápices de colores se romperán y los tirarán por toda la clase. Todavía no les has enseñado a utilizar el material, así que crea límites. Tú tienes el control de todos los de la clase y hasta que no estés preparado para dar una lección sobre «Cómo usar el material de la clase» no deberían tener este privilegio hasta que les enseñes a respetar el entorno de la clase.

Incluso con un nivel bajo de inglés o sin él, los niños pequeños pueden entender las señales. Así que señales vocales claras como «Circle Time», «Home Time» y «Class Time», incluso con el dibujo de una casa, el dibujo de un círculo y el dibujo de un pupitre, pueden utilizarse para la competición.

Presentación de libros y colores: Cómo establecer rutinas y canciones divertidas con el material del aula y mantenerlo a salvo de la destrucción.

Los niños en entornos nuevos no entienden lo que pueden y no pueden hacer el primer día. Son esponjas mágicas listas para que les guíes. Tu primer instinto es poner una caja de lápices de colores nuevos en una cesta en el centro de la mesa y asumir que no se los van a comer o destruir. O más, les das un libro y empiezan a arrancar las páginas o a colorear en la página 15. Este es el momento en que descubres que estabas equivocado. Vaya, de hecho, en ese momento, uno de los alumnos acaba de escribir su nombre en la pared mientras tú no mirabas, mientras que el otro decidió coger toda la caja y correr con ella lanzando los lápices de colores, y el tercero ha arrancado todas las pegatinas de todo el año de la parte trasera del libro y se las ha pegado en la cara. Otra vez.  Y aunque todo esto es muy inocente y entretenido, y tus alumnos se lo están pasando genial, de repente te das cuenta de que «no lo he pensado bien».

No des a los alumnos libros, material de arte, lápices de colores, pegatinas, tijeras o papel antes de haberles enseñado a usarlos.

¿Por qué no conviertes la entrega de libros y lápices de colores en una lección de inglés? De hecho, esto puede introducirse como una rutina que puede llevarse a cabo durante todo el año, dando a los alumnos no sólo límites, sino responsabilidades divertidas y canciones que se asocian a cada tarea.

Sugerencia 1) La lección de los crayones y los colores

Tus alumnos están, por fin, sentados en la mesa y estás a punto de dejarles pintar. Están entusiasmados porque les acabas de enseñar lo que van a colorear. Están ansiosos por empezar, pero no tienen material. Tú lo tienes.

Enséñales la pinturas. Luego demuéstrales cómo quieres que las usen. Habla contigo mismo, ¿por qué no? Canta «¿Me das el azul, por favor?» y coge un crayón azul. Úsalo. Luego, devuélvelo. A continuación, canta de nuevo «¿Me das el verde, por favor?» y coge un crayón verde, úsalo y devuélvelo a la caja. De este modo, los niños aprenden que sólo pueden utilizar los colores de uno en uno. A los niños más pequeños se les puede decir «¿Rosa, por favor?» o «Azul, por favor», pero en realidad no importa si no pueden decir la frase completa, porque seguirán tarareando o intentando decir una frase completa si se introduce esta rutina con CANCIONES.

Después de que te hayan visto coger y guardar los colores de uno en uno con tu canción, practica haciendo lo mismo con alumnos individuales. Aprenderán que tienen que pedir colores individuales o, simplemente, coger los colores de uno en uno, usándolos y devolviéndolos antes de poder coger el siguiente color.

También puedes ponerlo en práctica haciendo que todos los alumnos los compartan entre sí y se pidan diferentes colores. «Rosa, por favor» y «Gracias». Toda esta actividad no requiere colorear realmente, es sólo una lección de enseñanza que implica pasar los colores entre ellos de uno en uno y devolverlos a la caja de pinturas. Básicamente: Los colores son preciosos, de uno en uno, no los rompas y comparte. ¡Todas estas cosas se pueden enseñar y divertir con canciones, incluso antes de empezar a pintar!

Consejo 2) ¡Ampliar los colores de uno en uno y compartir!

Mientras os pasáis los colores de uno en uno cantando «¿Me das el azul, por favor?». «¿Me das las tijeras, por favor?», puedes ampliarlo a que los demás alumnos se pasen y compartan pinturas y objetos. De nuevo, antes de que tengan papel para dibujar o cortar, pueden pasar una lección compartiendo las pinturas de uno en uno mientras aprenden las reglas de tu clase.

Consejo adicional sobre colores y libros: Están aprendiendo los colores y los números, así que también pueden contar las pinturas y practicar tanto los números como las preguntas de Si /No. «¿Cuántas pinturas hay?» «¿Cuántas tijeras hay?» o «¿Es rojo?» ¡No! «¿Es azul?» ¡No! «¿Es verde?» ¡¡¡Sí!!! El proceso es interactivo y atractivo.

Consejo 3) ¡Rutina de entrega de libros!

Por último y más importante, los libros que usen tus alumnos serán para todo el curso. ¡El primer día es una ceremonia! ¡Navidad en octubre! No pueden esperar a abrirlos y ver los dibujos del interior. No «uses» el libro el primer día y escribas o dibujes en él, ¡sino que utiliza el libro como una lección completa! Enséñales los libros antes de dárselos. Cuenta los libros. Esconde los libros. Póntelos en la cabeza o debajo de la mesa uno a uno. Son libros mágicos que quieren tener en sus manos, y antes de que lo hagan, tú tienes el control. Enséñales dónde van, enséñales que son sus libros personales con sus nombres escritos. Entrégalos uno a uno con un «¿Me das un libro, por favor?» y «Gracias».

Finalmente, tienen sus libros, los han ojeado, y uno a uno, les pides que te los devuelvan. «Nerea, ¿me das tu libro, por favor?» Y, uno a uno, los alumnos te darán sus preciosos libros y los pondrás en un bonito montón sobre la mesa mientras los limpias y guardas. Y ellos sabrán dónde los dejaste y estarán entusiasmados por usarlos en la próxima clase. Y no nos engañemos, han visto las pegatinas que venían con ellos, por lo que vigilarán esos libros hasta que estés preparado para usarlos en clase.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Contacta con nosotros!

o
LA MEJOR ACADEMIA DE INGLES EN BILBAO

Elige horario, y ven a una clase gratis

o
  • Tipos de archivos aceptados: pdf.
¿Quieres saber cual es tu nivel? ¡Este formulario nos ayudará a ofrecerte exactamente el curso que necesitas!
  • Formato de fecha:DD barra MM barra AAAA